El estrógeno puede reducir la agresividad del cáncer de mama

Un grupo de investigadores de CIC bioGUNE han concluido en un estudio que el estrógeno reduce la proporción de células madre en cáncer de mama y puede, por tanto, relacionarse con un pronóstico menos agresivo, según una investigación publicada en la revista ‘Breast Cancer Research and Treatment‘.

En un comunicado, desde CIC bioGUNE han informado que el estudio, liderado por la doctora María Vivanco, destaca que la identificación de las células madre de cáncer (o células iniciadoras del tumor) ha originado una nueva visión del cáncer de mama y ha abierto nuevas expectativas de tratamiento para el futuro. Hasta ahora, los tratamientos contra el cáncer estaban diseñados para reducir la masa tumoral.

Sin embargo, lo que se ha descubierto recientemente es que los tratamientos tradicionales son capaces de matar la mayoría de la masa celular del tumor, pero las células madre del cáncer son más resistentes a tratamientos comunes como la quimioterapia y la radiación.

Por lo tanto, el estudio destaca que para curar el cáncer con “mayor efectividad y de forma definitiva es importante encontrar formas de eliminar también las células madre del cáncer”.

El trabajo explica también que el estrógeno es una hormona “no exenta de complejidad” y es “imprescindible para el desarrollo y funcionamiento normal de la mama”.

El estudio subraya que esta misma hormona “induce” la proliferación de las células cancerosas una vez que el tumor de mama ya ha aparecido, lo que indica que el estrógeno es además un factor de riesgo para el cáncer de mama. Sin embargo, se conocía poco o nada sobre el efecto del estrógeno, en las células iniciadoras del tumor.

Durante los últimos años se han ido dando pasos muy importantes en la lucha contra el cáncer de mama, mejorando de forma notable su diagnóstico, pronóstico, y los posibles tratamientos, lo que ha dado lugar a un incremento muy considerable de la supervivencia de las pacientes.

En esta línea, se había propuesto también que el número de células madre cancerígenas se correlaciona con la agresividad del tumor, ya que cuanto mayor es el porcentaje de células madre de cáncer de mama, mayor es su agresividad y peor es, por lo tanto, su pronóstico.

El trabajo muestra que el estrógeno también es capaz de reducir el número de células madre del cáncer de mama, lo que puede explicar la menor agresividad del tumor y, como consecuencia, la posibilidad de un mejor pronóstico.

TRABAJO

El estudio ha sido realizado en colaboración con los siguientes profesionales clínicos: los doctores José Antonio López-Ruiz (radiólogo, PreteImagen, Bilbao), Iñaki Zabalza (patólogo, Hospital Galdakao-Usánsolo) y Jon Mieza (ginecólogo, Instituto Ginecológico de Deusto).

Además, en él ha participado la doctora Olga Acinas (patóloga, Hospital de Sierrallana). En el estudio se ha compaginado el uso de muestras humanas y de líneas celulares de laboratorio.

En este sentido, la doctora Vivanco y su equipo presentarán los resultados de este importante proyecto en el marco de la Conferencia Internacional sobre Cáncer de Mama que se celebra desde este lunes y hasta el miércoles en Madrid.

“Lo que observamos, para nuestra sorpresa, es que el estrógeno reduce la proporción de células madre de la mama, lo que puede suponer un mecanismo para explicar ese mejor pronóstico que se observa en tumores que expresan el receptor de estrógeno. Es decir, que aquellos tumores que expresan el receptor de estrógeno son menos agresivos, mejor diferenciados y, por lo tanto, de mejor pronóstico”, ha explicado María Vivanco.

“ASPECTOS FUNCIONALES”

Vivanco ha considerado, además, que este estudio plantea un nuevo aspecto funcional del estrógeno debido a su capacidad de actuar de forma diferente según el tipo celular.

En opinión de la investigadora del CIC bioGUNE, este estudio “ha sentado las bases moleculares para entender el efecto directo del estrógeno sobre la proporción de células madre, bien en tejido sano o canceroso y el hecho de que el receptor de estrógeno es un marcador pronóstico excelente”.

“Además, ésto supone una explicación para varias observaciones clínicas, como por ejemplo que niveles elevados de estrógeno en sangre en pacientes postmenopáusicas están asociados con tumores menos agresivos; que los tumores poco diferenciados contienen más células madre de cáncer, lo cuál está asociado con un alto grado tumoral, ausencia de receptor de estrógeno y baja supervivencia; y el observado beneficio de la lactancia atribuido a una mayor diferenciación en la mama”, ha concluido.

Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s